En su rol como Consejero Legal, de Ética y Cumplimiento, sirviendo como línea de defensa para múltiples organizaciones, recae sobre los hombros de Daniel Medina la responsabilidad de delimitar el marco de actuación para todas sus partes interesadas, blindándolos del delito financiero, violaciones éticas, riesgos reputacionales y en general, de actuaciones contrarias a la filosofía de los clientes que representa.

En consecuencia y congruencia, en la cotidianidad de Daniel Medina, como consultor, a través de su marca personal, rol de asesor, entrenador y en general, cualquier relación con terceros interesados, también se establecen lineamientos generales que tienen como espíritu el respeto a la dignidad, la integridad y la transparencia.

Cualquier relación de Daniel Medina con terceros interesados, de cualquier naturaleza, estará regida por los siguientes lineamientos, en cuyo caso la responsabilidad es de dos vías, es decir, para el mantenimiento y éxito de cualquier relación ambas partes deberán de cumplir con lo aquí señalado.


Trato Digno

No existen diferencias ni tratos especiales por ningún motivo, incluyendo de manera enunciativa más no limitativa: sexo, en el embarazo, identidad o expresión de género, color, estatura, religión, origen nacional, nacionalidad, ciudadanía, edad, discapacidad, información genética, estado civil, orientación sexual, cultura, ascendencia, condición de veterano de guerra, condición de desempeño u otra característica personal protegidas o no por la Ley.

Este principio no es sólo aplicable a las partes directas de la relación, sino a todos los demás que en el proceso intervengan, incluyendo personal de limpieza, proveedores, aliados educativos, repartidores, y en general, a todos los integrantes de la sociedad.

Todos tienen derecho a que se respete su dignidad humana.


Privacidad & Confidencialidad

Eric Hughes definió a la privacidad como “la capacidad de revelarse selectivamente al mundo”.

Toda relación con Daniel Medina se hará bajo el principio de que toda la información compartida entre las partes es de carácter confidencial, salvo explícito pacto en contrario, pudiendo entre las partes establecer adicionalmente términos, condiciones o contratos que delimiten el marco de actuación.

Toda comunicación es un espacio seguro y de confianza, regido por la confidencialidad.


Transparencia y Honestidad

Todos los procesos con Daniel Medina son abiertos y transparentes, generando y manteniendo un ambiente de confianza donde las partes puedan expresar sus ideas, siguiendo el principio de libertad de expresión sin vulnerar ningún derecho de un tercero. Los desgloses de cotizaciones, costos, gastos y de más de naturaleza financiera se hará siempre en apego con la buena fe, y la información solicitada será así proporcionada siempre y cuanto esté permitido por la Ley.

Se espera que en el curso de la relación se comunique oportunamente la existencia o potencial existencia de un conflicto de interés, que no existan propósitos o intenciones no informados u ocultos, obrando en todo momento por los intereses de ambas partes.

Una comunicación abierta y honesta es el fundamento de toda relación humana.


Integridad

Todos los procesos serán regidos por el principio de Integridad en el actuar, haciendo lo correcto, lo cual se considerará bien para todos porque además no se afectarán los derechos de los demás.

Las partes se esmerarán por ser dignas de confianza.

Lo que se dice, significa eso: lo que se dice, sin dobles intenciones ni mezcla extraña.

Cuando se hace una promesa, todas las expectativas están en su cumplimiento.


Respeto

Sea una reunión planeada a determinada hora, un compromiso de un entregable, o cualquier fecha compromiso, se cumplirá.

Hay y se pide empatía de los casos extraordinarios que serán y deberán ser comunicados de acuerdo al principio de Transparencia y Honestidad, como por ejemplo, eventos fuera del control de cualquier parte interesada, sin que medie dolo.

Se respeta la individualidad, las expectativas y sueños del otro, así como su tiempo.


Principio de Solidaridad

Todas las actividades con Daniel Medina serán bajo el principio de solidaridad.

En el curso de cualquier proyecto, emprendimiento o relación, las partes podrán compartir o proporcionar, de manera enunciativa más no limitativa: mano de obra, conocimientos técnicos, habilidades, información, contactos, acceso, oportunidades, entre otros.

En la relaciones que así se pacte, la retribución económica cumple todas las veces el principio de proporcionalidad y solidaridad debido a la naturaleza de la relación, por lo que se espera que todos los pagos sean efectuados de conformidad con los términos y condiciones pactados por las partes.

En las relaciones que no se pacte una retribución económica, guiará el principio de solidaridad, en el que la parte receptora en su calidad de beneficiario de la solidaridad, adquiere, por consiguiente, la responsabilidad de tender su mano al más necesitado y desamparado.

La construcción de un mejor mundo requiere que ayudemos al prójimo que se encuentre en adversidad.


Cualquier otro asunto no contemplado en el presente Código de Ética se regirá bajo los principios de buena fe, trato digno, transparencia, honestidad, integridad, respeto y solidaridad.